Se endurecen las sanciones a empresas y trabajadores por irregularidades en los ERTE

Se endurecen las sanciones a empresas y trabajadores por irregularidades en los ERTE
Trabajar con normalidad estando incluido en un ERTE es ilegal y sancionable tanto para la empresa como para el trabajador. 

El Real Decreto-ley 15/2020 aprobado el pasado mes de abril por el Ejecutivo incluye un endurecimiento de las sanciones y un control más exhaustivo de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo para evitar fraudes.

¿Qué dice la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social sobre estas irregularidades?

Un gran número de empresas han presentado los últimos meses solicitudes que contenían falsedades e incorrecciones en los datos de los trabajadores para poder incluirlos en ERTE. 
Asimismo, también se han detectado muchos casos de empresarios que han obligado a sus empleados a continuar trabajando pese a estar en ERTE. 

Estas irregularidades están consideradas como “infracciones muy graves”. Por tanto, los empresarios que las cometan estarán obligados a devolver las prestaciones derivadas que hayan recibido durante el estado de alarma y, además, se enfrentan a sanciones económicas importantes, especificadas en el RD 5/2000:

  • - Multas de entre 6.251€ y 25.000€ en su grado mínimo
  • - Sanciones de entre 25.001€ y 100.005€ en su grado medio
  • - Multas de 100.006€ a 187.515€ en su grado máximo 

En los casos en los que las empresas ya falseen datos y efectúen declaraciones o faciliten, comuniquen o consignen datos falsos o inexactos que den lugar a que trabajadores obtengan o disfruten indebidamente prestaciones, “la empresa responderá directamente de la devolución de las cantidades indebidamente percibidas por la persona trabajadora, siempre que no concurra dolo o culpa de esta”.

Pero los empresarios no son los únicos que pueden ser sancionados por cometer irregularidades con los ERTE. La Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social también repara en los trabajadores y establece que trabajar durante un periodo de ERTE de suspensión es una infracción muy grave que puede llegar a ser sancionada con la pérdida de prestaciones durante 6 meses, así como con la exclusión de ayudas durante un año. Además, también deberán devolver la cantidad de las prestaciones percibidas durante el tiempo en que han estado en ERTE. 

Por ello, es muy importante que los empleados se nieguen a continuar prestando sus servicios y que, en el caso de las reducciones de jornada, no trabajen más horas de las establecidas. De lo contrario, ellos también podrían tener repercusiones importantes. Lo más recomendable es denunciar estas situaciones cuanto antes. 

Se intensifican las inspecciones de trabajo

¿Y cómo se detectan estos casos? Por las denuncias de particulares o por las inspecciones de trabajo realizadas por el Ministerio de Trabajo, quien anunció hace algunas semanas que serían más comunes para detectar los máximos posibles fraudes que se hayan cometido en la solicitud de los ERTE por parte de las empresas, así como por prácticas irregulares por parte de los trabajadores. 

¿Has sido sancionado por falsear datos? ¿Te obligan a trabajar pese a estar de ERTE?

El asesoramiento legal es fundamental en estos casos. No dudes en ponerte en contacto con nuestro despacho de abogados, Antolino Advocats, si quieres denunciar una situación irregular o defender tu empresa. Llámanos y cuéntanos tu caso: 630 70 62 27