0

la Audiencia Provincial de Barcelona nos ha dado la razón en un asunto relativo al desahucio por precario

Finalmente la Audiencia Provincial de Barcelona nos ha dado la razón en un asunto relativo al desahucio por precario.
El típico caso de padres que ofrecen su piso a su hijo/a cuando contrae matrimonio, la pareja se casa y se queda el cónyuge que no tiene parentesco con el propietario.

En este caso la mitad de la vivienda pertenece al padre y la otra al hijo. La Audiencia ha ratificado la Sentencia… de la primera Instancia en el sentido de considerar que existe un precario y desalojar a la ex mujer de la vivienda. Cita textual:  por lo que puede ejercerse la acción de desahucio (SSTS de 26 diciembre 2005, 30 octubre y 13 y 14 noviembre 2008 y 30 junio 2009).- La regla será, por tanto, que los derechos del propietario a recuperar el local cedido como vivienda dependen de la existencia o no de un contrato con el consorte que la ocupa: si se prueba la existencia del contrato, se seguirán sus reglas, mientras que si la posesión constituye una mera tenencia tolerada por el propietario, se trata de un precario y el propietario puede recuperarla en cualquier momento.

4ª De acuerdo con el Artículo 445 CC, “la posesión como hecho no puede reconocerse en dos personalidades distintas, fuera de los casos de indivisión”. Por ello, la copropietaria tiene derecho a usar la vivienda y puede ceder su derecho para una finalidad concreta, de modo que cuando dicha finalidad desaparece, como ocurre en el caso de crisis matrimonial, podrá recuperar la posesión para la comunidad. La posesión tolerada inicial se refería a la totalidad del inmueble ocupado como vivienda y aunque el Art. 445 CC admite la coposesión en los supuestos de indivisión, no es este el caso que se plantea, porque no se producía una coposesión al no ostentarla Dª Amparo por haberla cedido a su hermano. Del Art. 445 CC no debe deducirse que siempre que exista condominio, se produce una coposesión, sino que se trata de una excepción que justifica la posesión plural sobre una misma cosa. El de la copropiedad es el único supuesto permitido en el Código para el caso en que dos o más personas ostenten la posesión conjunta sobre una misma cosa, pero ello no excluye la existencia de precario cuando se haya cedido dicha posesión por parte de uno de los copropietarios sin contraprestación o a título gratuito y de favor.”

Confíe en el despacho de abogados de Monterrat Antolino Mur en Barcelona.